D2.1 Empleos creativos y basados en el conocimiento

En este mapa se representan las puntuaciones en la dimensión D2.1. Empleos creativos y basados en el conocimiento. Es el primero de los tres mapas que profundizan en el desarrollo de la economía creativa, sintetizado en el subíndice D2 en las ciudades estudiadas (v. mapa D2). La valoración de cada ciudad en esta dimensión depende de su puntuación en estos indicadores: 10. Empleos actividades artísticas y de entretenimiento; 11. Empleos en actividades en medios de comunicación; 12. Empleos en otras actividades creativas. La puntuación de cada ciudad en cada de uno de estos indicadores y en la dimensión D2.1 se obtiene aplicando los criterios descritos en nuestra base de datos, apartado fuentes y cálculo.

En las posiciones de cabeza del ranking encontramos ciudades con una fuerte base tecnológica y/o con alta intensidad de empleo en actividades relacionadas con la comunicación (edición, cinematográficas, de vídeo y de televisión, de programación y emisión de radio y televisión o relacionadas con la informática) o de otros sectores creativos (como las actividades jurídicas, arquitectura e ingeniería, investigación y desarrollo o publicidad y estudios de mercado, entre otras). Es el caso de Pozuelo de Alarcón, Las Rozas de Madrid, San Cugat del Vallés, Paterna, San Sebastián de los Reyes o Coslada. La mayoría son ciudades metropolitanas, beneficiarias del llamado “borrowed size effect”, concepto que explica cómo las pequeñas ciudades integradas en áreas metropolitanas acaban especializándose en sectores que buscan economías de aglomeración. Mérida y Santiago también puntúan alto en este ranking porque, además de contar con un importante sector audiovisual -vinculado a la televisión autonómica–, aportan una elevada intensidad de empleo en sectores culturales, en lo que también destacan algunas capitales provinciales de amplia tradición cultural (Girona, Toledo, Palencia), obteniendo por ello puntuaciones altas. No obstante, el ranking lo encabeza S. Bartolomé de Tirajana debido al elevado peso relativo de los empleos relacionados con la cultura y el entretenimiento, lo que ocurre también, aunque en menor medida, en otras ciudades turísticas como Estepona o Arona.

Ver ranking (hoja D2.1)